• Español
  • Català

Cubiertas de piscina: prepara la tuya para el otoño

Piscina cubierta con lona

Tener una piscina en casa es una auténtica gozada, pero implica preocuparse por su mantenimiento, que no es poca cosa. Dejarla al descubierto todo el año conllevará tener que invertir tiempo y dinero en ponerla a punto el próximo verano. Sin embargo, si inviertes en una cubierta, no solo ahorrarás en agua y productos de limpieza, sino que la piscina se conservará mucho mejor. ¡Entérate de qué opciones hay en el mercado y decide cuál te conviene más!

Cubiertas fijas: piscina para todo el año

Las cubiertas fijas son aquellas cuya estructura está fijada en el suelo de forma permanente y no se pueden mover de sitio. Sí que pueden tener ventanas o oberturas al exterior, pero la estructura no es móvil, para que nos entendamos. Son muy recomendables para zonas donde el clima no permite disfrutar de la piscina siempre que se quiere. Y si además se climatizan, se puede disfrutar de un buen chapuzón todo el año.

Piscina con cubierta fija

Cubiertas móviles o telescópicas: practicidad y diseño

Las cubiertas móviles son como la versión avanzada de las cubiertas fijas. Su principal ventaja es que, con muy poco esfuerzo, se puede pasar de tener la piscina totalmente cubierta a totalmente abierta.

Existe una gran variedad de modelos y precios, aunque las más características son las que tienen una forma semicircular, cuyos módulos son correderos y se pueden desplazar fácilmente para abrir la cubierta hasta donde creas conveniente o bien disfrutar de a piscina totalmente cerrada con visión telescópica. Por lo general, son sistemas más caros que las cubiertas fijas, pues tienen más posibilidades. Entre ellas, que pueden ser manuales o motorizadas.

Piscina con cubierta telescópica

Piscina con cubierta telescópica

Cubiertas bajas y amovibles

Este tipo de cubiertas se parecen a las móviles pero sus módulos no son correderos, sino que se pueden levantar de un lado o del otro gracias a unos brazos de elevación, que pueden ser manuales o motorizados. Estos brazos se fijan en el suelo de forma que la piscina puede quedar: completamente cubierta, semicubierta con un lateral abierto o bien completamente abierta, ya que los módulos se pueden desmontar y guardar, como si no existiera ninguna cobertura. A su vez, los módulos pueden ser totalmente planos o semicirculares.

Piscina con cubierta amovible

Piscina con cubierta amovible

Toldos de lona

Se trata de unas sencillas lonas o mallas que cubren la superficie de la piscina con el simple objetivo de protegerla de la suciedad. Pero no permiten prolongar el uso de la piscina cuando llega el mal tiempo. En cierto modo, también se pueden considerar una cobertura de seguridad para evitar accidentes, como que los animales domésticos o los más pequeños de la familia se caigan a la piscina cuando no es época de chapuzones. Las lonas pueden ser motorizadas o de colocación manual.

Piscina cubierta con lona

Cubiertas enrollables

Son cubiertas muy parecidas a los toldos de lona. Es decir, que protegen de la suciedad y son un sistema de seguridad, pero no prolongan el uso de la piscina. La diferencia es que su sistema de despliegue y recogida es enrollable y eso hace que su colocación o retirada sea más fácil y rápida. Hay cubiertas enrollables de lona y de plástico rígido, que se asemejan a una persiana flotante. Del mismo modo, el sistema enrollable puede ser completamente visible o estar integrado dentro de la piscina y puede ser manual o motorizado. ¡Las opciones son amplísimas!

Cubierta enrollable para piscina

Cubierta enrollable para piscina

Cubiertas hinchables

Estas pintorescas cubiertas están fabricadas de PVC transparente y no tienen soportes, sino que mantienen su forma de burbuja hinchada gracias a lo que se conoce como estructura presostática. Es decir, que se mantiene rellena gracias a la diferencia de presión que hay entre el interior y el exterior. Si se elimina esta diferencia de presión, la cubierta se convierte en una simple lona protectora. Crean una especie de efecto invernadero, lo que permite prolongar el uso de la piscina, además de protegerla de la suciedad. Este tipo de cubiertas apenas necesitan mantenimiento y son económicas.

Cubierta para piscina hinchable

Cubiertas con terraza móvil

Estas cubiertas son de lo último en sistemas de cobertura de piscinas.Fusionan diseño, funcionalidad y calidad, ¡fíjate bien! La cubierta consiste en una tarima móvil que, cuando está encima de la piscina, parece una extensión de la terraza. Pero cuando se desplaza mediante un sistema de rieles o manualmente, deja la piscina al descubierto. Al ser una tarima rígida y segura, cuando la piscina está tapada, se puede utilizar como terraza. Normalmente, los diseños de terrazas móviles sobresalen ligeramente del nivel del suelo, como si fuera una tarima elevada.

Piscina con cubierta tipo terraza movil

Piscina con cubierta tipo terraza movil

Piscinas con fondo móvil

Y para acabar, lo más de lo más en cubiertas de piscinas: las piscinas con fondo móvil, de las que ya te hablamos recientemente en este otro artículo. Consiste en una tarima motorizada que se desplaza desde la superficie de la piscina hasta el fondo, de modo que es, a la vez, el suelo y la cubierta de la piscina.

Cuando esta tarima motorizada está arriba del todo, cubre la piscina a ras de suelo y se convierte en el suelo de la terraza. Pero cuando baja, va descubriendo la piscina gradualmente. Es decir, que además de protegerla ¡puedes regular el fondo de tu piscina! Un auténtico lujo.

Piscina cubierta con fondo movil

Piscina cubierta con fondo movil

Categoría: