• Español
  • Català

Macetas coloreadas en tonos degradados

Macetas coloreadas sobre libro

Vamos a dar la bienvenida a la primavera con un truco sorprendente para decorar nuestras macetas. No, no las vamos a pintar, como os hemos enseñado en otras ocasiones, esta vez se trata de teñirlas de colores frescos y en degradado. Es una manualidad muy sencilla que hemos visto en decoratrix. Así decoradas, y con las plantas adecuadas, lucirán preciosas en lugares estratégicos de la casa, ya sea la entrada, el salón, la cocina o el cuarto de baño.

Macetas degradadas, azul
Macetas coloreadas, materiales

Paso 1: materiales necesarios

Hazte con varias macetas de terracota, arcilla o cerámica, son las mejores para teñir. Además, necesitarás un recipiente de cristal de boca ancha y botes de colorantes permanentes (de venta en tiendas de manualidades y en centros de bricolaje) de diferentes colores frescos y alegres. En este caso se han elegido los tonos turquesa y coral.

Macetas degradadas
Macetas coloreadas, pasos a seguir

Paso 2: teñir las macetas

Llena el recipiente con agua caliente del grifo y agrega suficiente colorante hasta que obtengas el tono deseado (para comprobar que es el color que quieres, sumerge una servilleta de papel y exprímela). Humedece por completo la maceta con agua del grifo y sumérgela en el tinte. Para obtener el degradado, tienes que seguir tres pasos:

  1. Sumerge la maceta hasta donde quieras que salga el primer tono; gírala durante unos 90 segundos (sin soltarla en el fondo del recipiente), así conseguirás un tono intenso, sácala y déjala secar unos 30 segundos. También puedes añadir más colorante al agua para oscurecer el tono. 
  2. Después de esperar 30 segundos, vuelve a sumergirla un poquito más para obtener el segundo tono, durante 10-12 segundos; sácala y deja secar durante un minuto. 
  3. Por último, vuelve a meterla aún más abajo y durante 7-8 segundos, para obtener el último tono. Una vez conseguidos los tonos deseados, déjala secar por completo sobre un trozo de papel de cocina durante una hora aproximadamente.  

Macetas coloreadas sobre libro

Una vez teñidas las macetas, solo queda rellanarlas con tierra y elegir las plantas,  pequeñas plantas del tipo suculentas o crasas y diferentes tipos de cactus son los más apropiados para este tipo de macetas. Quizás el degradado no te salga perfecto la primera vez, pero todo es cuestión de ir experimentando los tiempos de teñido hasta obtener los colores deseados. A partir de este ejemplo, podrás crear tus propios diseños personalizados.

Fuente original:I Spy DIY.