• Español
  • Català

7 errores que cometemos en la piscina

piscina con vistas al mar

Al construir o al mantener una piscina debemos tener en cuenta ciertos aspectos para evitar posibles errores una vez construida.
Si tienes en mente colocar una piscina en tu jardín toma nota de los 7 errores que cometemos en la piscina, para poder conseguir una piscina perfecta.

Improvisar

Cuando construyes una casa, se hace en base a una planificación, un proyecto, un plano. Con las piscinas no debemos escatimar.
Una buena planificación hará que encuentres errores que podrás solventar a tiempo, y que de no planificar, te encontrarás en plena construcción. Esto haría que se paralizase la obra y que las soluciones no fuesen las óptimas y sirviesen solo para salir del paso. Además podrás distribuir el espacio correctamente diferenciando zonas como de ocio, de relax o barbacoa.
La orientación, teniendo en cuenta la luz y las sombras también es un tema importante a tener en cuenta. De hacer las cosas, hacerlas bien.

Piscina blanca

Anteponer precio a calidad

En el equilibrio está el acierto. Lo importante es encontrar una buena relación calidad-precio. De nada nos servirá construir una piscina más barata y económica del mercado si los materiales nos van a dar problemas a corto plazo o si su durabilidad es corta.
Es mejor una buena inversión inicial que nos asegure calidad y resistencia.
Lo barato acaba siendo caro, por eso establece qué objetivos debe cumplir la piscina para poder encontrar la que mejor se adapte.

Piscina patio

Dar por hecho que no habrá complicaciones

Una vez decidas el presupuesto, y a poder ser antes de construir, debes pensar en los imprevistos o gastos extras. Por ejemplo, el mantenimiento requiere de productos químicos que cada "x" tiempo deberás comprar. Si no cuentas con este gasto de nada te servirá disponer de una piscina llena de bacterias y verdín. Si a medio o largo plazo estimas en construir un tobogán, trampolín, fuentes, jacuzzis, colocar iluminación o poner azulejos, plásmalo también en la planificación inicial. Seguramente podrás ahorrar en costes futuros si ya cuentas con ellos.

Piscina con tarima

Ignorar que los accidentes ocurren

No es necesario disponer de una piscina olímpica para empezar a pensar en la seguridad de tu piscina. Tampoco te proponemos que contrates a un servicio completo de socorrismo, pero sí deberías pensar en la seguridad del recinto, cosa que casi nunca se tiene en cuenta.
La mayoría de los accidentes en verano acontecen en piscinas privadas. Por eso es importante pensar en quienes utilizarán las instalaciones para definir temas como la profundidad, el tipo de escaleras, los materiales del exterior... Si la piscina es para el disfrute de una familia con niños pequeños es preferible que no tenga mucha profundidad, que las escaleras sean anchas y que los materiales exteriores sean a prueba de resbalones.

Piscina con vistas al bosque

Pensar que las piscinas se limpian solas

Hay errores muy comunes en el tema del mantenimiento. Una piscina no se va a mantener por ciencia infusa, así que errores como no hacer revisión la química periódica, permitir un pH por encima del 8.0 o por debajo de 7,2, no mantener la alcalinidad entre 80-140 PPM o no limpiar los filtros con regularidad debemos evitarlos a toda costa. Esto nos asegurará un correcto funcionamiento y un uso eficiente y saludable.

Piscina grande

Pasar del punto anterior y seguir creyendo que se limpiarán solas

Es un error muy común. Si el agua estuviese estancada, no sería una piscina, sería un estanque como la propia palabra indica. Y en ese estanque tendríamos seres vivos, flora y fauna.
Como no queremos eso para nuestra piscina, debemos tener un filtro de arena o un filtro en la bomba (circular o recircular) por la que se permita circular el líquido, consiguiendo una oxigenación del agua y que los productos químicos se distribuyan de manera igual para mantenerla limpia.

Piscina plantas

No tener en cuenta las paredes

No se puede centrar toda la atención en el agua. Las paredes también son importantes y es necesario utilizar desengrasantes y anti-algas para evitar un proceso de calcificación en las paredes y dilataciones, lo que a la larga se traduce en un alto coste de mantenimiento.
Si dispones de piscinas con calefacción o jacuzzis esta regla debe ser de oro y debe ser indispensable la utilización de estos productos.

Piscina pequeña en terraza